La Web Física genera oportunidades de negocio en Retail

Se denomina IoT o Internet de las Cosas a la tecnología que permite la interconexión entre Internet y objetos comunes o máquinas industriales. Es un fenómeno tecnológico que va a cambiar la vida cotidiana de las personas, pero también la forma de producir o hacer negocios.

Estamos sufriendo una transformación donde “objetos” hablan con otros “objetos” y estas conversaciones están creando nuevos modelos de negocio, productos y
compañías. En IoT cada objeto tiene una identidad virtual propia y capacidad potencial para integrarse e interactuar de manera independiente en Internet con cualquier otro objeto, ya sea una máquina o un humano.

Hace 20 años, Internet se usaba principalmente como herramienta para buscar información. En los últimos 10 años hemos vivido una nueva forma de uso de Internet, donde todo se ha convertido en social, transaccional y móvil. Según las predicciones de Gartner o Cisco, se habla de que en 2020 tendremos entre 20.000 y 50.000 millones de dispositivos inteligentes que podrían formar esa Internet de las Cosas. Interactuar con todos ellos a través de mecanismos ya conocidos -como una sencilla página web- parece una forma interesante de afrontar esa avalancha de información a la que tendremos.

Algunos ejemplos de IoT que ya forman parte de nuestro día a día y así entender los beneficios que pueden aportar en el mundo de los negocios son:

  • Transporte/Logística: seguimiento y rastreo de materiales en cadenas de suministros, posicionamiento de vehículos, sensores de temperatura en contenedores para mejorar el consumo de energía…
  • Casas inteligentes: contadores inteligentes para tener un uso eficiente de recursos (ahorro de agua y consumo de energía) y confort…
  • Ciudades inteligentes: aparcamientos inteligentes, control de tráfico, alumbrado inteligente…
  • Fábricas inteligentes: seguimiento de productos en la cadena de producción, monitorización de los equipos de fabricación…
  • Retail: comparación de productos, localización de productos, comunicaciones one-to-one con el consumidor, promociones en tienda…
  • E-salud: seguimientos médicos de forma remota, comunicación doctor-paciente…

En esta interconexión entre objetos aparece la Web Física, que no deja de ser una extensión de la red en el mundo físico. El concepto es poder interactuar con cualquier dispositivo u objeto sin necesidad de instalar previamente una aplicación, como viene sucediendo hasta ahora.

Cada dispositivo inteligente enlaza a una página web para que esos elementos físicos puedan ofrecer información sencilla, como un número de teléfono o interacciones más complejas, como el desbloqueo de una puerta de coche. Con la Web Física, su teléfono o tableta pueden encontrar las cosas a su alrededor y le permiten interactuar con todo lo que te interesa.

¿Cómo funciona?

La Web Física es simplemente una extensión de la web que hoy conocemos. Es la web que se extiende en el mundo físico. El propósito es desarrollar los mejores medios que nos ayudarán a conducir el Internet de las Cosas.


Hablamos de una especificación de web de código abierto impulsada por Google, y que tiene como objetivo convertir la interacción con dispositivos inteligentes en el mundo real en algo tan fácil como hacer clic en un vínculo, tal como lo hacemos en la web.

No hablamos de sustituir aplicaciones. Se trata de permitir la interacción cuando el uso de esas aplicaciones nativas no es práctico. En este sentido podemos ofrecer experiencias completas y útiles a los usuarios desde cualquier tipo de negocio, sin importar la dimensión del mismo, donde la clave está en ofrecer una señal contexto fuerte en sus dispositivos móviles, asignando funciones en línea a objetos físicos.

La Web Física es en realidad bastante simple. Tiene sólo dos partes principales: una URL y el software en un dispositivo (llamado ‘beacon’) que detecta y muestra la dirección URL cuando se le solicite. Un ‘beacon’ es un pequeño dispositivo que emite una señal en la onda corta de la tecnología Bluetooh. El usuario activa su conexión Bluetooth en su dispositivo móvil que será detectado por el beacon. En ese momento, éste emitirá una notificación con la URL que contiene la información a mostrar.

En los últimos meses, Google añadió en su aplicación de Chrome para iOs un widget para el apartado ‘Hoy’, dando a los usuarios la oportunidad de acceder a una lista de URLs con contenido web relevante en función de la proximidad a dispositivos beacon. Cuando un usuario activa su Bluetooth, en el centro de notificaciones aparecen direcciones URL proporcionadas por los beacon más próximos. Estas direcciones apuntan a contenido, que puede ser adaptado a cada consumidor en función de su comportamiento online.

Gracias al nuevo Chrome para iOS, se permite a los usuarios acceder a la red física en sus experiencias móviles del día a día. La Web Física está destinada a ser accesible desde cualquier dispositivo. Es por ello que funciona en todas las plataformas posibles, siendo compatible con Android y iOS.

En este enfoque de código abierto, BE.Motion le ayuda a construir interacciones contextuales que la gente pueda descubrir y utilizar con mayor facilidad. En BE.Motion continuamos explorando nuevas formas de llevar la Web Física a todos los usuarios. Gracias a esta interconexión, su negocio tiene un gran número de oportunidades para que las personas interactúen digitalmente con su marca en cualquier lugar.

Rafa Martín
Consultor de nuevas tecnologías
@chaponet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *